El abogado Carlos Balcácer tildó este miércoles de desacertada la condena impuesta a Marlon y Marlin Martínez por el asesinato de Emely Peguero.

0 40

 

Dijo que en dicha sentencia hay una confusión, al considerar que una cosa es juzgar por delito de aborto y otra por la de homicidio por la cual fue condenado a 30 años de prisión Marlon Martínez.

“Si hubo trazas de aborto, de maniobras abortivas, ya sea a través de brebajes o médicos, entonces no se pensaba en el homicidio, porque no tiene sentido procurar dos ilícitos a la vez, uno excluye al otro. O usted tiene intención de abortar o de matar”, explicó Balcácer.

Manifestó que por vía de consecuencias a Marlon no podían aplicarle la concurrencia de crímenes ceñidos en los artículos 295, 302 y 305 del Código Penal Dominicano.
En cuanto a la condena de cinco años emitida en contra de Marlin Martínez , indicó que ella no fue condena como coautora del asesinato de Enely Peguero, porque el Ministerio Público ni los abogados de la parte querellante pudieron circunscribirla a la complicidad del aborto.

Dijo que en conclusión Marlin fue desconectada totalmente por sentencia, del tema del aborto.
“Es decir, el hecho de comunicarle a su hijo y advertirle “resuelve el problema o mira ver cómo vas a resolver” eso no se inscribe dentro de los elementos que caracterizan a la complicidad”, aseguró.

Balcácer expresó que para mantener a Marlin privada de libertad, los sentenciadores la acusaron de violar los artículos 354 y 359 del Código Penal, que tratan, el primero sobre la sustracción de menores y el segundo sobre ocultamiento de cadáver.

“El ocultamiento de cadáver arrastra pena de seis meses a dos años y la sustracción de menores arrastra pena de dos a cinco años, entonces a ella la condenan por la pena máxima del delito más sancionable, que es la sustracción de menores”, apuntó.

Aseveró que con la apelación de la sentencia de Marlon y si la corte analiza bien el caso, lo más que le pueden aplicar es la pena que trae consigo el artículo 317 que son cinco años.
“Porque no se puede aplicar pena privativa de libertad de homicidio más barbarie o acto de tortura. Porque la sintomatología que presentó el cadáver no demuestra si fue antes o después de haber muerto”, concluyó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.